MADRES DE TRATAMIENTO IN VITRO SIN PAREJA EN ESPAÑA

El 2,7% de las mujeres que se quedan embarazas en España a partir de tratamientos de reproducción asistida no tienen pareja. Así, en los últimos ocho años se ha multiplicado por cinco el número de mujeres solteras que acuden a realizarse un tratamiento de reproducción asistida.

El perfil de estas mujeres suele ser muy parecido: entre los 35 y 40 años, soltera, profesional y con trabajo estable.

El tratamiento al que deberán someterse estas mujeres viene determinado, en muchas ocasiones, por la edad. En 2008 la edad media de mujeres que acudieron fue de 38 años, mientras que en el año 2000 fue de 34 y en 2001 de 31 años.

A la mujer de entre 35 y 38 años se le suele realizan una inseminación artificial con semen de donante, ya que en su mayoría son mujeres sanas y fértiles. A partir de los 38 se aconseja una fecundación in vitro, puesto que es una edad en la que hay una bajada en la reserva ovárica.

Al no tener pareja, el gameto masculino procede del semen de un donante. Esta donación es completamente anónima. Se recomienda que las características fenotípicas sean similares a la de la madre.

En España, la maternidad en solitario con semen donado de forma anónima se contempla en la Ley de Reproducción Asistida. Sin embargo, en otros países de la Unión Europea la situación es distinta. En Alemania e Italia la donación de gametos está prohibida, por lo que muchas mujeres solteras italianas acuden a España a realizarse el tratamiento. Y en Inglaterra es legal pero no se garantiza el anonimato del donante, por eso hay menos donaciones.

En Clinica Fertia llevamos a cabo muchos tratamientos a mujeres sin pareja desde nuestra apertura en el año 2001.