Doble estimulación, nueva estrategia en baja respuesta

La baja respuesta ovárica (POR – Poor Ovarian Reserve en inglés) es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en reproducción asistida. En este post explicamos qué es la baja respuesta ovárica y comentamos uno de los últimos avances para tratarla: la doble estimulación ovárica.

¿Qué es la baja respuesta ovárica?

Podemos hablar de baja respuesta ovárica cuando durante un el ciclo de fertilización in vitro el número de ovocitos obtenidos es más bajo de lo esperado.

Según la Sociedad Europea de Reproducción Asistida se define baja respuesta en un ciclo de fertilización in vitro cuando se cumplen dos de los siguientes criterios:

  • Edad mayor a 39 años.
  • Ciclo previo con menos de 4 ovocitos recuperados
  • Alteración de test de reserva ovárica (RFA< 5-7 y AMH<0.5-1 ng/ml).

Esta baja respuesta resulta una situación frustrante tanto para las pacientes como para el clínico. Con una incidencia estimada según las series que varía entre 5-24%. Son pacientes con peor pronóstico ya que la tasa acumulada de gestación está directamente relacionada con el número de ovocitos obtenidos en un ciclo.

En los últimos años se han propuesto diversas estrategias para mejorar los resultados en estas pacientes, pero sin clara superioridad de una sobre otra (uso de andrógenos, de inhibidores de la aromatasa, selección del ciclo más óptimo, acumulación de ovocitos…).

Últimos avances para la Baja Respuesta Ovárica

Gracias a la experiencia obtenida en preservación urgente de la fertilidad en pacientes oncológicas se ha visto que la estimulación durante la fase lútea (una vez ha tenido lugar la ovulación), permite obtener ovocitos maduros que dan lugar a embriones aptos para preservar.

La doble estimulación, una nueva estrategia para mejorar la baja respuesta ovárica

La doble estimulación, primero en fase folicular y después en la fase lútea, de un mismo ciclo permite obtener un mayor número de ovocitos de ese ciclo. Esta nueva estrategia fue descrita por primera vez por el doctor Kuang (protocolo Shanghái) en 2014.

Recientemente el grupo de Vaiarelli 2020, ha publicado un estudio en un grupo de mujeres que iba a someterse a ciclo FIV y biopsia embrionaria para diagnóstico genético preimplantación (PGT-A), 100 de ellas optan por doble estimulación y 197 realizan ciclo con estimulación convencional en fase folicular.

Y encuentran que, en el grupo de doble estimulaciónla tasa de niño en casa pasa del 7% al 15%el porcentaje de embriones genéticamente normales aptos para transferir aumenta de un 14% a un 31%.

Otro de los factores más reseñable de este estudio fue el porcentaje de pacientes del grupo de estimulación única en fase folicular que abandonó los tratamientos fue del 81%, debido al fuerte impacto psicológico que el mal pronóstico y los fracasos previos tienen en estas pacientes.

¿Qué conseguimos con la doble estimulación ovárica?

La estrategia de doble estimulación ovárica permite acortar los tiempos en la consecución de embarazo y ello tiene un efecto positivo, pues el paso del tiempo reduce las posibilidades de gestación en estas pacientes y aumenta el riesgo de abandono.

En Clinica Fertia desde hace tres años, hemos incluido este nuevo protocolo de doble estimulación, en el grupo de pacientes con baja respuesta ovárica, con resultados muy alentadores, obteniendo en muchos casos un mayor número de ovocitos en la estimulación en fase lútea, así como embriones de mayor calidad. Logrando así mejorar las tasas de gestación en estas pacientes con peor pronóstico reproductivo.

Si has sido diagnosticada con Baja Respuesta Ovárica o crees que podría ser tu caso, te animamos a contactar con nuestro equipo, podremos conocer tu historia de forma personal y saber si el tratamiento de doble estimulación ovárica podría ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre.